¿Cuáles son los tipos de bonificaciones laborales existentes?

Las bonificaciones laborales son una forma eficaz de incentivar a los colaboradores a esforzarse más para alcanzar ciertos objetivos de una empresa. 

A la hora de planear estrategias de motivación laboral, el departamento de gestión y talento humano suele considerar diferentes opciones como: 

  • Comunicar de forma más efectiva los valores de la empresa.
  • Analizar aumentos de sueldos.
  • Crear programas de retención. 
  • Considerar modelos de flexibilidad laboral. 
  • Entregar diferentes tipos de bonificaciones laborales.

En este artículo te explicamos en detalle todo lo que debes saber sobre este tipo de retribución para colaboradores.

Nueva llamada a la acción

¿Qué son las bonificaciones laborales por resultados?

Las bonificaciones pagadas al trabajador por resultados son uno de los modelos más populares, consisten en pagos que no constituyen salario y que se entregan de forma ocasional, basados en el desempeño del trabajador respecto a una meta o en comparación a otros empleados. 

Esto quiere decir, en términos más claros, que si un trabajador entrega más resultados recibirá más pago, representado por bonificaciones extralegales.

Este tipo de bonificaciones laborales pueden ser una forma efectiva de motivar a los empleados y aumentar el rendimiento. Pero a la hora de implementar tu estrategia debes tener ciertas precauciones para que estas no sean contraproducentes.

Lee también: 7 planes de incentivos laborales que toda empresa debe conocer.

Tipos de bonificaciones laborales existentes

Tipos de bonificaciones laborales 3.jpg

Según el estudio Pago de incentivos y desempeño de las empresa, las bonificaciones laborales por resultados es una de las estrategias más examinadas por los líderes del talento humano cuando quieren mejorar el rendimiento de los empleados.

La idea también es interesante para los mismos trabajadores: el mismo estudio afirma que los trabajadores consideran que las compensaciones son importantes.

¿El resultado? Ambas partes lo consideran que las bonificaciones no constitutivas de salario impulsa las actitudes y comportamientos positivos de los empleados, lo cual se traduce en mayor efectividad y funcionalidad para la organización en general.

Aunque la idea es positiva dentro de las organizaciones, su implementación debe tener en cuenta varios factores:

1. Equidad para todos los empleados:

Un programa de bonificaciones extralegales por resultados debe percibirse como equitativo y justo. Eso quiere decir que todos los empleados que pueden participar en este, deben identificar las mismas oportunidades para todos.

Recuerda que medir a las personas por resultados debe tener una meta conocida y difundida entre la organización: puede ser número de ventas, cantidad de casos resueltos, etc.

Lo anterior es determinante para que los empleados acepten un sistema basado en los resultados que obtengan durante un periodo de tiempo. Si no perciben equidad, se sentirán molestos con el sistema y esto afectará la motivación laboral.

2. Balance entre la empresa y los trabajadores: 

Aunque las bonificaciones salariales por resultados sean equitativas a ojos de los empleados, también deben serlo en el sistema de pago de la empresa. Esto es muy importante que lo tengas en cuenta.

Según Joe Miller de The Vision Link, enfocarse mucho en salarios puede ser costoso para la empresa, pero enfocarse mucho en bonificaciones puede ser percibido como riesgoso para los empleados.

El balance tiene validez cuando el empleado analiza cuánto pago puede conseguir con bonificaciones y cuanto de la manera tradicional. Si los trabajadores creen que es riesgoso apuntar a las bonificaciones salariales por resultados, empezarán a sentirse descontentos con la idea.

3. Expectativas reales y medibles: 

Los programas de bonificación por resultados sólo son viables cuando hay expectativas medidas y seguras para la empresa.

Cuando se piensa en entregar cualquiera de los tipos de bonificaciones laborales, estos no pueden superar los valores que la empresa está invirtiendo enfrentados a los resultados que espera obtener.

Nueva llamada a la acción

¿A quién otorgar bonificaciones laborales?

Según Harvard Business Review en su artículo “Cómo los incentivos pagos afectan el compromiso del empleado, la satisfacción y la confianza”, algunos tipos de bonificaciones laborales basadas en desempeño pueden tener como objetivo abarcar a toda la empresa.

Por ejemplo, un esfuerzo donde todos los empleados de un negocio o un área trabajan por alcanzar metas extra para lograr pagos extra, en conjunto.

Aunque en el papel puede parecer que esto daría un empuje al trabajo en equipo y el compromiso colectivo, la realidad es otra: hay una relación directamente negativa entre este modelo y la satisfacción del trabajo, el compromiso y la confianza con los líderes. En el caso de empleados de alto nivel, esto no es tan marcado.

El estudio mencionado tiene una explicación simple para esto:

Cada miembro considera que contribuye en un grado diferente a la organización y por lo tanto se sienten cómodos cuando la organización entrega una compensación equitativa a la contribución. Pero si existe un pago igualitario para todos sin tener en cuenta una división clara de tiempo, esfuerzo y cantidad de contribución de cada miembro, la percepción de injusticia aparece.

¿Pero este modelo está destinado a fallar? Los efectos de bonificaciones por resultados en grupo pueden lanzar resultados positivos con la presencia de programas complementarias.

Estos pueden ser estrategias de empoderamiento implementadas por recursos humanos. Para Harvard Business Review se trata de crear un sistema donde la percepción de pago equitativo sea prioridad.

Los 20 ejemplos de conflictos laborales más frecuentes y cómo resolverlos.

El mensaje: la base de un programa de bonificaciones salariales

Como todo programa encaminado a motivar a los empleados de una empresa, la idea es presentar un mensaje claro a los integrantes de la misma. 

La comunicación básica que presentan las bonificaciones laborales por resultados es que la organización es consciente sobre la contribución extra de los empleados, valorándola gracias a resultados medibles y competentes.

Por ello, parte de diseñar un programa de bonificaciones de este tipo, es comunicar correctamente su propósito. Para la publicación mencionada, la percepción sobre el programa puede ser tan efectiva como la implementación del mismo.

Aunque no todos los empleados participen de la misma forma, la percepción compartida puede ser de satisfacción y confianza con la organización.

Señales de alerta en tu programa de bonificaciones

¿Está tu programa de bonificaciones por resultados dañando la motivación laboral? El peor escenario para el departamento de recursos humanos es chocar con la realidad que sus esfuerzos están logrando justo lo contrario a lo esperado.

Es muy importante que empieces a prestar especial atención a estas señales, pues la existencia de cualquiera puede generar las otras:

  • Comportamiento competitivo pero dañino entre colaboradores.
  • Quejas sobre mala distribución del pago.
  • Largas jornadas.
  • Estrés generalizado.
  • Desequilibrio entre la carga laboral de empleados.

Nueva llamada a la acción

Una primera medida para evitar la aparición de estos problemas, es definir cuidadosamente la extensión de los programas diseñados y hacerte esta pregunta:  ¿Están al alcance de una gran porción de la fuerza de trabajo o solo unos pocos? 

Aun cuando la percepción de justicia dentro del programa es la correcta, lo que piensan aquellos que no participan del programa también es importante: se sienten excluidos y crean su propio sentimiento de injusticia.

A niveles bajos o medios de posible participación de los empleados hay menores niveles de satisfacción y compromiso. A mayor alcance del programa, estos niveles aumentan de forma positiva.

Como relata el artículo de CBS ‘How not to do incentive pay’, un programa de bonificaciones por resultados mal implementado puede significar inconvenientes para la empresa y alejarse de la meta principal de motivar empleados.

El ejemplo es del caso de Hewlett Packard en su unidad de producción en San Diego:

Crearon un programa donde existían tres niveles de éxito, de los cuales esperaban que un número de empleados reducido llegara al más alto. ¿El problema? Se superaron las expectativas: la mayoría de los equipos llegaron a los dos primeros niveles de éxito.

Al ver este resultado las directivas decidieron reajustar los números de los niveles de éxito. Básicamente cambiaron las reglas a mitad del juego, lo que fue un mal movimiento.

Te recomendamos: ¿Cómo hacer la escala salarial de tu empresa? Paso a paso

Los resultados fueron poco deseados: los equipos con éxito no permitían la movilidad de nuevos empleados, porque les ocasionaba temor el no alcanzar las metas establecidas. consecuencia de ello, se estancaron los procesos entre áreas. 

También, cuando se subieron los niveles de éxito, muchos empleados no pudieron llegar a la meta y tuvieron problemas con compromisos económicos que tomaron bajo las reglas anteriores.

Esto creó un círculo vicioso donde los empleados se enfocaban solo en realizar tareas que los llevaran a conseguir una bonificación laboral, de forma envidiosa y sin tomar en cuenta otras tareas que podían ayudar a la organización.

Ahora,  esto no quiere decir que los programas de bonificación laboral por resultados sean dañinos para la empresa. En cambio, significa que deben ser implementados con una cuidadosa planeación. Para ello, es importante lo siguiente:

  • Estudia su alcance.
  • Comunica correctamente sus metas.
  • Entrega una sensación de justicia.
  • Evita crear programas de bono por desempeño laboral de esfuerzo colectivo. 

En Sodexo te acompañamos a crear programas de bonificaciones, incentivos, reconocimientos y beneficios laborales efectivos para aumentar la motivación y productividad de tu empresa.

¡Haz clic en la imagen y descubre nuestras soluciones!

Nueva llamada a la acción

Comparte en tus redes Compartir en facebook Compartir en facebook

Topics: Talento humano

Asesoramos a tu empresa

Quiero asesoría
+

Suscríbete a nuestro newsletter

¿Deseas suscribirte

A nuestro newsletter?

Déjanos tus datos y prometemos enviarte contenido de tu interés, solo una vez al mes.