Guía para impulsar la capacitación empresarial de tus colaboradores

La capacitación empresarial va más allá de aquella que le das a los nuevos miembros de tu organización. ¡Es un proceso que nunca debe detenerse!

Sea cual sea el campo y la industria en la que tu negocio se desenvuelva, hay algo que siempre será necesario para el éxito y el cumplimiento de los objetivos: estar actualizado y adquirir nuevos conocimientos profesionales. 

Y es que el mercado, los hábitos de consumo, las tendencias y las formas de hacer las cosas están cambiando rápido y constantemente, como los humanos.

Por eso, la formación de los empleados es igual de importante que su productividad o su motivación; es la clave para estar a la vanguardia y tener ventajas frente a la competencia.

En este artículo te contamos cuáles son los tipos de capacitación laboral que puedes aplicar en tu empresa, cómo crear un programa de formación eficaz y los beneficios que este puede traerte.

Te puede interesar: Claves para establecer un programa de bienestar laboral


Tipos de capacitación empresarial (que puedes aplicar)

Antes que nada, comencemos por definir de qué se trata la capacitación en las empresas.

¿Qué es la capacitación laboral?

Es una actividad planteada y basada en necesidades reales de una empresa u organización y está orientada hacia un cambio en los conocimientos, habilidades y actitudes del colaborador, según explica el consultor e investigador Alfonso Siliceo.

Es decir que, es un proceso que debe pensarse de acuerdo a los objetivos concretos de tu empresa y lo que esta necesita para mejorar su calidad y ofrecer mejores productos o servicios. 

Estos son los tipos de conocimientos que puedes reforzar a través de la capacitación.

Capacitación laboral en conocimientos operativos

Se trata del aprendizaje de nuevas habilidades, técnicas y herramientas que aporten a mejorar la productividad de los empleados y los procesos de las empresas.

 

Capacitación laboral en conocimientos proactivos

Busca fortalecer las actitudes personales de los trabajadores, prepararlos para afrontar nuevos retos y provocar cambios positivos en sus comportamientos.

 

Capacitación laboral en conocimientos básicos

Es un insumo necesario que deben tener las empresas para preparar a los nuevos colaboradores; pues este es el que enseña qué hace la organización y cómo lo hace.

 

Capacitación laboral en conocimientos claves

Están dirigidas a enseñar y reforzar aquellos conocimientos fundamentales para desarrollar las actividades que le generan mayor beneficio a una empresa. Por eso deben ser prioridad en el plan de formación. 

Ahora, veamos las pautas para implementar la formación dentro de una empresa. 

Haz clic aquí para descargar nuestro ebook gratuito y aprender a motivar a tus empleados en la era de la transformación digital.


Paso a paso para crear un programa de capacitación empresarial efectivo


1. Detecta las necesidades de capacitación

Hay muchas formas de identificar qué conocimientos profesionales requiere tu personal. Estos son: 

  • Revisión del desempeño del personal: fíjate qué procesos están tardando más de la cuenta, están generando pérdidas o están causando quejas y reclamos de los clientes. 
  • Observaciones de los supervisores o de otros especialistas: los líderes de cada área son claves para recomendar qué necesita aprender el equipo a su cargo. 
  • Entrevistas o cuestionarios: pregúntale directamente a tu personal cuáles son los procesos que más se le dificultan o las cosas que deja de hacer por no tener las herramientas necesarias.
  • Evaluación de conocimientos sobre el puesto y las habilidades: investiga el mercado y a tu competencia para ver qué tipo de conocimientos piden como requisito para desempeñar los roles que tu empresa necesita

2. Segmenta la capacitación por tipo de roles

Es importante que las necesidades que identifiques las segmentes de acuerdo al tipo de cargos y roles que desempeñan los miembros de tu organización.

Para ello lo más práctico es que crees una ficha en la que detalles qué cursos y capacitaciones son obligatorias para todo el personal y cuáles para cada área. 

Así, los líderes podrán incentivar y guiar a los colaboradores en este proceso de formación.

 

3. Define los objetivos

Una vez identifiques cuáles son los conocimientos que tu personal debe reforzar o adquirir, traza tus objetivos; es decir, lo que quieres lograr con las capacitaciones a corto plazo y también en el futuro. 

A corto plazo puedes aspirar a que cierta cantidad de empleados adquieran el conocimiento deseado en las fechas que fijes. 

Pero, en el futuro, puedes ser más ambicioso trazándote objetivos por ejemplo:

  • Reducir el tiempo de producción de un producto aplicando los nuevos conocimientos. 
  • Ser reconocido en tu industria por contar con los equipos mejor entrenados. 
  • Lanzar un nuevo servicio gracias a las capacidades adquiridas. 
  • Reducir la rotación de personal y aumentar su compromiso. 

Lee también: ¿Qué es y cómo lograr la gestión del cambio organizacional? 


4. Define las pautas de la formación

De acuerdo a los objetivos que fijes, crea un plan general de capacitación en el que definas criterios como:

  • Nombre de los cursos y capacitaciones.
  • Encargados: ya sea que se realicen internamente o busques en el mercado profesionales o plataformas que los dicten. 
  • Locaciones: pueden ser virtuales o dentro de las instalaciones de la empresa. 
  • Temporalidad: acuerda con tus colaboradores un horario fijo que puedan destinar para este propósito. 

 



5. Incentiva la capacitación dentro de la empresa

Luego de tener en tus manos el plan de capacitación definido, es necesario que crees una estrategia para motivar a las personas a formarse. 

Hacerlo no es difícil: las empresas que ofrecen capacitación a sus colaboradores son más apetecidas pues este esfuerzo es visto como un beneficio laboral que mejora sus planes de carrera.


Un estudio de PageGroup Colombia encuestó a 300 trabajadores entre los 25 y 50 años de edad y arrojó que la capacitación laboral es el tercer beneficio que más valoran en el trabajo (29%), por encima del teletrabajo

Algunas formas de fomentar la capacitación empresarial en los empleados son:

  • Otorgando certificaciones que nutran sus hojas de vida. 
  • Ofreciendo aumentos salariales y ascensos por cierto número de certificaciones o cursos. 
  • Haciendo la formación parte de la cultura y los valores de la empresa.
  • Escuchando los intereses de los empleados.

 


6. Analiza los resultados

Finalmente, evalúa cuáles fueron los resultados obtenidos basándote en los objetivos trazados.
Para este punto es clave la comunicación directa con tus colaboradores, pregúntales si la formación que recibieron les pareció valiosa y si, en efecto, les ayudó a desarrollar mejor sus tareas. 

Esa retroalimentación es clave para saber qué hay que quitar, agregar o mejorar en tu plan de formación. 

Por último, es importante que recuerdes que la capacitación empresarial debe ser un proceso continuo, duradero y transversal a todas las actividades y áreas de tu empresa.

Nueva llamada a la acción

Comparte en tus redes Compartir en facebook Compartir en facebook

Topics: Talento humano

¡Solicita una asesoría ahora!

¿Estás interesado en alguna de nuestras soluciones o acompañamiento para mejorar los procesos de tu organización? Déjanos tus datos y nos comunicaremos contigo.